La Cocina


La cocina es en definitiva una especie de laboratorio, tiene que estar limpia y ordenada. La cocina es case siempre personal. ¿Quiere decir eso? Que se la hace suya quien la usa. El orden es personal y saber dónde está cada cosa no siempre es fácil ... cuando entro en la cocina de otro/a estoy perdido hasta que no puedo ubicar lo más esencial ... pero en una cocina hay tantas cosas que solo si tú las has guardado y ordenado sabrás encontrarlas sin que se te lleven a los demonios diciendo: ...donde  c ... esta tal o cual cosa?!!! si, casi siempre otro pone las cosas en un sitio distinto del que tu pensarías, ... la lógica aquí no funciona y todavía menos si estamos hablando de los dos sexos en la cocina. Normalmente la pareja comparte cocina en menor o mayor grado ... y se la hace suya quien la usa con más frecuencia.

En la cocina los niños tienen que ser atentamente supervisados, si nos despistamos podemos tener un disgusto, así que haremos bien limitando el acceso por debajo de los tres años. Y entre los tres y los seis años intentaremos que no imiten nuestras aventuras cocinando pues ciertos utensilios les atraen la atención y el afán de aventuras ... hemos de tenerlo todo bien guardado, fuera de su alcance, y, siempre que tengamos ocasion, advertirles de la peligrosidad de cuchillos, picadoras, batidoras, etc.
Es a partir de 6 años que introduciremos de manera progresiva al niño en la cocina, haciendo que nos ayude primero, y con el tiempo permitiendo que  pueda ser protagonista de sus propias preparaciones ...

En la cocina tenemos que contar con utensilios elementales y electrodomésticos básicos: nevera, congelador, cocina de gas, vitro o inducción (ésta es la mejor desde mi punto de vista), micro-ondas, exprimidor para hacer zumos, sandwichera, tostador de pan y minipimer o batidora de mano. Éste se para mí el nivel elemental de una cocina que trabaje para niños ... pero si queremos ir a un nivel superior tendremos que contemplar fundamentalmente a los robots de cocina ...

En los últimos 10 años la irrupción de los robots que cocinan y preparan 'comida para los niños' ha cambiado bastante el panorama tradicional. Los Baby-Cooks que inicialmente eran un poco de ñigui-ñogui se han hecho más compactos y sobre todo han ganado en calidad de ahorro de tiempo. Cocinan, trituran, descongelan y hacen en el vapor verduras y/o frutas. Son por lo tanto unos instrumentos que requieren un cierto adiestramiento (dedicar cierto tiempo al principio hasta que se los tiene por la mano) pero que a la larga ahorrarán mucho tiempo. Entre todos los que hay en el mercado sin duda el mejor es el de la casa Beaba. Es un mercado muy evolutivo y estoy seguro de que cada año saldrán nuevos modelos todavía más evolucionados. En el terreno de los BabyCooks todavía no hemos alcanzado el tope de desarrollo a diferencia de los robots de cocina de uso general.



 En el campo de los robots de cocina generales, el líder y mejor producto con diferencia sobre todos los otros es el Thermomix de Vorwerk, una maravilla de la cocina con un único inconveniente ... el precio. Estamos hablando de invertir en torno a los 900€ en un utensilio que puede ser intemporal. Existe desde hace 30 años, ha evolucionado, si, pero sustancialmente en los últimos 10 años solo se han introducido mejoras estetico-practiques, básicamente han llegado a la excelencia para cocinar. No se puede evolucionar ni pedir más. Si comparamos el precio del Babycook de Beaba con el del Thermomix encontramos parte de las razones para entender que los Babycooks todavía tienen que mejorar. El mercado infantil no se puede permitir un robot caro, porque no tendría salida, y un robot evolucionado no se puede construir por el precio que se paga por un Beaba, en torno a los 120 €. La solidez a prueba del más torpe cocinero, así como la exactitud de sus prestaciones, el abanico de posibilidades que le permiten abordar cualquier preparación culinaria, hace del Thermomix un utensilio NECESARIO para los que quieren cocinar ahorrando tiempo y haciendo de la cocina un placer gastronómico. Los Babycooks son una buena opción temporal, porque más allá de los dos años de los niños no lo utilizaremos ... aunque siempre lo podremos vender por menos de la mitad al eBay ... pero todo lo que hace un Babycook se puede hacer en un Thermomix y no tendremos ninguna limitación en el tiempo ... no tengo ningún interés económico ni conflicto de intereses con ninguna marca comercial, me limito a referir mi experiencia y la de mi entorno.

Para que el robot de cocina, el Thermomix, sea realmente útil tenemos que aprender a cocinar con él, eso se dice facilmente pero requiere un adiestramiento que no es poca cosa. A veces he encontrado personas que no están dispuestas a aprender cosas nuevas, o que no quieren destinar tiempo para ganar tiempo más tarde. También he tratado a personas que son inseguras y tienen miedo de no saberlo usar, que dudan de su propia habilidad y prefieren seguir haciendo las cosas tradicionalmente aunque eso signifique un gasto de tiempo notablemente más alto. Cada cual puede tener su historia y no todos tenemos que tener un robot de cocina ... ¿no?          Lo que no puedo decir se que sea IMPRESCINDIBLE, no, porque no lo es. Pero si has leído hasta aquí, y te gusta la cocina, te aseguro que si lo pruebas ... ahorrarás para tenerlo.

Después de los robots el otro utensilio grande que considero interesante comentar es el envasador al vacío. Éste electrodoméstico es un ahorrador de tiempo por la vía de permitir preparar raciones múltiples de una sola vez ... Si tienes poco tiempo durante la semana y prefieres preparar la comida los fines de semana, lo que necesitas es una envasadora al vacio, por que ni todo se puede congelar ni hace falta si tenemos que conservar alimentos por tiempo inferior a los 15 días. Lo que si necesitarás es una nevera que tenga capacidad para guardar lo que envases al vacío. Por que el envasado al vacio no sustituye la conservación en frío de los alimentos cocinados o de aquéllos que se estropearían si no fueran refrigerados. La reina de las envasadores al vacio es sin duda la Mágic Vac 'Maxima,' sería como la Thermomix de los robots, el precio es inferior al del robot, esta sobre los 300€. La marca Magic Vac, hace otros modelos más sencillos desde 70€. Recomiendo esta marca por la variedad de accesorios disponibles y por que además de envasar en bolsas de plástico lo puede hacer en cualquier 'potito' o tarro de tapa, con el adaptador para envases que se vende aparte. La inversión esta justificada por que a largo plazo le sacaréis mucho de jugo. Y sobre todo por que su utilidad no queda limitada a la época en que el niño es pequeño y come purés ... En general entre el publico hay mucho desconocimiento del envasado al vacío. Es una técnica que en el ramo de la restauración se considera fundamental. De hecho un porcentaje muy alto de todo lo que comemos en los restaurantes no esta hecho al momento sino que esta hecho previamente y conservado, por raciones, al vacío.



Entre los grandes y los pequeños utensilios no me quiero olvidar de un pequeño electrodoméstico que por poco más de 50€ permite hacer 'chips' de fruta o verdura. Los clásicos chips de zanahoria, manzana, piña o de remolacha. El deshidratador de frutas y/o verduras permite sobre todo conservar estos alimentos deshidratados para un uso posterior. Por ejemplo con los tomates cuando es temporada y van bien de precio ... para usarlos posteriormente. Si combinamos la deshidratación y el envasado al vacío podemos guardar las verduras deshidratadas sin tenerlas en la nevera. El que muestro en la imagen tiene un coste de 69€.



Entramos en los utensilios pequeños de la cocina que considero interesante tener. En primer lugar una bascula para alimentos, cosa fundamental ... hay de todos precios y tipos.  Pero menos conocida es la cuchara-bascula.  La casa WMF hace una de precio razonable y muy útil para pesar cucharadas de azúcar, arroz, harina o líquidos. Admite peso desde pocos gramos hasta 300grs. La encontraréis en el Corte Ingles por 18€


Entre los elementos de corte para pelar, considero necesario disponer de un pelador de zanahorias, patata o calabacín como los de las imágenes. 

Siempre había utilizado el pelador tradicional (izquierda), que va muy bien  pero cuándo descubrí el que se inserta en el dedo como un anillo (derecha) me pareció genial y es el que recomiendo, si no lo tenéis ... si podeis encontrar un pelador cerámico mucho mejor.



     Me gustan los ajos y cocinar con ellos, dan sabor a muchas preparaciones y son básicos en la cocina, pero es un rollo cortarlos... así que cuando descubrí este gadget decidí que era un utensilio impresssscindible ... para mis dedos.






Aunque muchos (hombres) dicen que la medida no es importante ... creo que en la cocina si lo es y mucho, ya lo iremos viendo más adelante ... Medir con exactitud líquidos o sólidos a veces es un problema si no disponemos de un utensilio adecuado. He encontrado en este recipiente de dos posiciones, un gran aliado a la hora de tomar medidas al tema de líquidos.

Pero el que va muy bien para aliñar con emulsiones de aceite y limón, o soja y limón, o aceite y vinagre es el MISTO (derecha) que funciona simplemente por presión ... una joya.


Pero lo que es importante cuando hablamos de medidas y de medidores es la aceitera (izquierda) que mide la cantidad de aceite que utilizaremos, tanto para una ensalada como para un sofrito. No os engañe la imagen, es una aceitera grande,  para 750ml de aceite ... En el Corte Ingles se puede encontrar por 12€.

Finalmente dos palabras sobre las sartenes anti-adherentes. El teflón es un politetrafluoretileno, por lo tanto de las familias de fluorados contrarios al medio ambiente ... durante 40 años hemos utilizado el teflón sin demasiadas precauciones, aunque Dupont, la firma que lo descubrió, advirtió que las sartenes con teflón no tendrían que rebasar la temperatura de 250º cosa que pasa cuando dejas una sartén al fuego un rato sin poner nada ... Desde hace unos años, la mayor conciencia ecológica y las directrices internacionales que prohíben ciertos residuos tóxicos en el proceso de fabricación del teflón, han espoleado a la industria a buscar alternativas. La alternativa correcta actual es el uso de sartenes con recubrimiento anti-adherente CERÁMICO, como la que muestra la imagen derecha. Las utilizo desde que salieron, y aparte de que me siento mejor defensor del medio ambiente, sobre todo es que son muy superiores en cuestiones de adherencia, limpieza y ahorro de aceite para freir ...