jueves, 3 de noviembre de 2011

Crema de marisco y calabacín

Componentes necesarios para 4 raciones:

1 kg de calabacín
400 grs. de palito de marisco
150 ml. de caldo de pescado
100 ml. de crema de leche
100 grs. de cebolla
  75 grs. de mantequilla
  50 grs. de aceite de oliva

    2 dientes de ajo
    1 cucharadita de curry
    1 cucharadita de pimentón dulce
       sal


Preparación en Thermomix:


Trocear el calabacín pelado, 6 segundos a velocidad 4. Hacer lo mismo con la cebolla y el  ajo juntos.  Reservar calabacín, cebolla y ajo.
Sin lavar el vaso poner la mantequilla y el aceite.  1 minuto, velocidad 1, a 100º.  Una vez fundida la mantequilla echar la cebolla y el ajo.  Mantener 10 minutos, a velocidad 2, Varoma. Añadir seguidamente el calabacín, la mitad del caldo y la crema de leche.  Dejar 20 minutos a velocidad 2, Varoma. 

Añadir el palito de marisco, el curry, el pimentón y la sal al gusto. Mantener 20 segundos a velocidad 10.  Si queda demasiado espeso se puede añadir el resto del caldo o más si fuera necesario.  Dependerá de la cantidad de agua que suelten los calabacines, que es muy variable.

Preparación tradicional:

Sofreír la cebolla y el ajo picados a fuego lento con la mantequilla y el aceite.  Seguidamente colocar en una olla o cazuela y añadir los calabacines previamente troceados junto con la mitad del caldo y la crema de leche.  Dejar 20 minutos a fuego medio, revolviendo de vez en cuando.  Triturar los calabacines con el minipimer directamente en la olla o cazuela.  Con una parte de la crema obtenida se tritura el palito de marisco en minipimer, añadiendo el curry, pimentón y sal al gusto.  Una vez obtenida una crema fina se añade el resto de la crema de calabacín y se trabaja con el minipimer hasta que la mezcla sea homogénea. 

jueves, 27 de octubre de 2011

Pastel de calabaza con emmental y pollo


Componentes

400 gr de calabaza
200 gr. de emmental rallado
120 gr. de pechuga de pollo troceada
100 ml de leche semi
40 grs. de mantequilla
70 grs. de harina integral
3 huevos enteros y una clara
1 sobre de levadura Royal
sal, nuez moscada y pimienta al gusto


Preparación


Pelar la calabaza y hervir en dados hasta que esté blanda.  Triturar en minipimer después de escurrir el agua de cocción. 

Batir los huevos y la clara, añadir la levadura, la leche, la mantequilla, la harina y el puré de calabaza.  Trabajar la masa e incorporar el queso rallado y los trocitos de pollo así como las especies y la sal. 

Verter en un molde de cake alto y alargado.  Hornear a 210º durante 40-50 minutos, comprobando con una aguja que este cocido en el centro y la aguja salga limpia.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Pollo al limón con fideos y verduritas


El pollo combinado con fideos y verduras es un plato único completo que gusta a casi todos los niños.  Este es fácil de preparar y el limón le da el toque diferente de otros platos combinados con pollo.  Si lo vais a preparar para niños es mejor tener el pollo deshuesado y usar contramuslos que son mas jugosos.

Componentes
para 4 raciones

240 grs. de pollo, mejor deshuesado y troceado
240 grs. de fideos cortados
300 grs. de cebolla, la mitad chalotas y la mitad cebolla dulce
200 grs. de zanahorias
100 grs de apio
el zumo de tres limones
1,2 litros de caldo de pollo Aneto
 50 grs. de aceite

Preparación

Echamos a la cazuela el aceite, sofreímos las cebollas cortadas, el apio y la zanahoria a rodajas finas junto con el pollo, todo a fuego lento, 10 minutos dando vuelta de vez en cuando.   Entre tanto mondamos uno solo de los tres limones, la piel la escaldamos en agua hirviendo 3 minutos.  Exprimimos los tres limones y añadimos el zumo y la piel al sofrito.  Agregamos el caldo y lo dejamos hervir a fuego lento durante 40 minutos.  Cuando falten 15 minutos añadimos los fideos cortados.  Tiene que quedar un guiso de pollo caldoso, si lo quieres todavía más sopero es cuestión de añadir algo más de caldo. 

martes, 27 de septiembre de 2011

Lentejas con quinoa real


Las lentejas han de estar presentes al menos una vez por semana. Esta vez usaremos las lentejas 'pardinas' las pequeñas de siempre o también las 'amicia dupuy', que también son pequeñas, pero algo verdosas y con pintas negras.  Hemos de saber variar su presentación y que esta sea atractiva para los niños.   A menudo los adultos consideramos que unas buenas lentejas sin chorizo o jamón no pueden estar ricas y nos equivocamos… a los niños les gustan las lentejas básicas sin tropezones, chorizos ni tacos de jamón… En esta ocasión para hacerlas diferentes las combinaremos con quinoa y para darle cremosidad añadiremos un poco de Philadelphia Light (unas porciones de Caserío Light también sirven).  Este guiso es adecuado para iniciar a los lactantes al consumo de legumbres cuando están saliendo de la etapa de comer todo triturado.  


La quinoa es un grano, el llamado grano de los Andes, aunque se le clasifica entre los cereales no lo es propiamente pues pertenece al genero de las espinacas, al ser una semilla se cocina como los cereales de ahí su parecido, no contiene gluten y es un alimento con alto valor biológico porque lleva todos los aminoácidos esenciales.  Es muy rico en hierro, magnesio y calcio.  Es poco conocido y su uso se esta expandiendo en los últimos 10 años, a pesar de todo es difícil de encontrar en los canales de alimentación ordinarios, si lo queréis usar deberéis buscarlo en comercios de alimentación especializados tipo Marsan.

El truco de estas lentejas esta en usar dos CACITOS DE CALDO DE CARNE PARA COCINAR de Knorr.  Se trata de un fondo de sofrito y caldo de carne, con unos contenidos de grasa mínimos, y una elaboración natural sin aditivos ni conservantes.   El toque gustoso que nos facilita vale la pena aprovecharlo, pues para obtener algo similar hecho por nosotros necesitaríamos muchas horas de cocina.  Así que leed la composición y no tengáis prejuicios a la hora de echar mano de productos que como este nos dan un sabor extra al plato sin tener que recurrir al hueso de jamón, a la morcilla o al chorizo.   Al final nuestro objetivo es que las lentejas sean apetitosas.  Con esta base lo conseguimos sin más. 



Componentes
para 4 raciones de NP o NG, si es para PA o AD contad que con estas cantidades saldrán tres raciones.

250 grs. de lentejas pardinas
100 grs  de quinoa
  2 cacitos de caldo de carne para cocinar de Knorr
40 grs. de aceite de oliva
60 grs de Philadelphia Light (una cucharada sopera por ración)

Preparación

Dejamos la noche anterior las lentejas en remojo.   Echamos a hervir las lentejas y los dos cacitos de caldo de carne, en  agua que las cubra (la misma cantidad de agua que de lentejas) durante 20 minutos a fuego lento. Seguidamente añadimos la quinoa.   A los 20 minutos tendremos el plato preparado, solo hace falta añadir el aceite de oliva y dejar que se fundan los 60 grs. de Philadelphia Light.  Así de sencillo.

miércoles, 3 de agosto de 2011

'Macarrones verdes' al horno, con jamón y queso


Los macarrones es un plato que gusta a todos los niños... mi variante de 'macarrones verdes' es una forma de introducir la verdura para los niños que tienen dificultades a aceptar su consumo habitual. Creo que la cultura de la cocina en lo que hace a la preparación de las verduras se tendría que promocionar más, tenemos un nivel bastante bajo.  En otros países, por ejemplo en Italia, no se dan tantas resistencias por parte de los niños a las comidas con verduras, y es que probablemente la forma de cocinarlas es más elaborada y viene de forma tradicional en las costumbres y hábitos populares de las familias ... Entre nosotros es frecuente que cuando los niños pasan de comer purés de verduras triturados a consumir verduras enteras las madres se limiten a utilizar las mismas verduras hervidas con patata y aliñarlas con aceite. Es natural que los niños muestren cierta distancia de los vegetales si empezamos así... Siempre me quejo del agravio comparativo con el que tratamos a las verduras. De la misma manera que no seriamos capaces de ofrecer un arroz hervido y aliñado con aceite sin más, o un plato de macarrones aliñado con aceite, no tendríamos que ser capaces de ofrecer verdura aliñada con aceite y basta... pero lo hacemos cómo sí tal cosa. No estamos haciendo una comida para adelgazar niños, los estamos introduciendo al variado mundo de los vegetales de forma que sea agradable y pueda competir con el mundo de los arroces o de la pasta. Es por eso que tenemos que variar nuestras presentaciones de las verduras... y hacerlas subir a la consideración culinaria que se merecen.


Hoy sustituiremos los macarrones por judías tiernas, por el resto lo haremos igual que si fuera un plato de pasta. ...




Componentes

Judías 100 grs por ración de niño y 150 grs. por ración de adulto, hay dos variedades fundamentales al nuestro mercado, la Perona o plana y la Boby o cilíndrica. Las dos son aptos para preparar el plato de 'macarrones verdes', pero si lo que estamos haciendo es iniciar a los niños al consumo de vegetales atractivos, recomiendo utilizar la cilíndrica, cortadlas en trozos de la medida de los macarrones.

Sofrito de Tomate 'Casa Valls' 60 grs. por racion. Es un producto de mucha calidad, tiene la certificación Demeter (un certificado alemán sobre productos de cultivo ecológico muy riguroso) y con toda seguridad estamos ofreciendo un producto que difícilmente podremos imitar friendo tomates del Caprabo o del Mercado... solo si tenemos un abuelo Miquel (que no utilice transgénicos ni plantas de tomate abonadas con mucha química, ni los cultive en el huerto cerca de la autopista...) podremos llegar a la calidad Demeter... Buscad siempre que sea posible la etiqueta Demeter en los productos ecológicos... (para saber mes: http://www.calvalls.com/cat/eco.htm)

Jamón York, de 50-70 grs. que puede ser comprado a granel o envasado tipo Campofrio o similar.

Queso rallado para gratinar de 10-15 grs. por ración, recomiendo queso 'de hilos' emmental especial para gratinar.

Aceite, necesitamos 5ml por ración.



Preparación

Hacemos las judías al vapor, las dejamos al dente, eso quiere decir un punto crudas. Una vez hechas las dejamos escurrir bien, es importante que pierdan toda el agua posible y por eso es mejor hacerlas en el vapor y no hervirlas en agua. Deshacemos 4 cucharadas de Maizena en medio vaso de agua fría, lo vertemos a la salsa de tomate o sofrito, lo llevamos a ebullición removiendo durante dos minutos, para espesar la salsa, cosa muy importante por que las judías siempre acaban aguadas si no lo haces. Picamos el jamón con la picadora, lo mezclamos con la salsa de tomate de Cal Valls 'tuneada', mezclamos judías, aceite y salsa. Lo disponemos en una fuente de horno y lo ponemos en el horno que esta pre-calentado a 200º, gratinamos 5 minutos hasta que el queso se funda y quede  dorado... ya tenemos los macarrones verdes.

viernes, 15 de julio de 2011

Crema de calabaza con pavo


La calabaza es una hortaliza poco usada en nuestra cocina, tiene menos almidón que la patata y una consistencia similar.  Al tener menos HdC hemos de mezclarla con una parte de patata. Y para dar un poco más de gusto y fibra a la crema añadimos puerro y cebolla.  La fuente de proteínas es el pavo.  Esta preparación es para niños entre los 15 meses y los dos años, cuando empiezan a comer a trocitos pero todavía no del todo, es una manera de hacer que mastiquen los trocitos del picadillo de pavo que se encuentran en la crema.   Si el niño ya come bien a trozos, el pavo se puede dar a parte hecho a la plancha y troceado.  Si respetáis las cantidades tendréis un plato completo y equilibrado.


Componentes 
para 4 raciones

600 grs. de calabaza
400 grs. de patata   (2 patatas medianas)
120 grs. de cebolla  (1 cebolla mediana)
150 grs. de puerro   (1 puerro)
400 grs. de pechuga de pavo
  20 grs. de aceite

Preparación

Sistema tradicional
Se hierve la calabaza y la patata troceadas, unos 25 minutos.  Mientras tanto sofreímos la cebolla y el puerro también troceados, en la cantidad indicada de aceite y a fuego lento durante 15 minutos.   Escurrimos la patata y la calabaza que pasamos por el minipimer o batidora junto con cebolla y puerro. Añadimos un poco de caldo o agua de hervirlas si queda muy espeso.  Hacemos las pechugas de pavo a la plancha y las picamos en la picadora.  Depende de la edad hacemos mas o menos grueso el picado.
Finalmente mezclamos el pavo con la crema de calabaza y patata. 

Thermomix
Calentamos el aceite 3 minutos a temperatura Varoma, velocidad 1, echamos seguidamente la cebolla y el puerro troceados a un centímetro.  Dejamos 10 minutos a temperatura Varoma y velocidad 2.  Al acabar echamos patata y calabaza troceadas con 150 ml. de agua o caldo.  Programamos temperatura Varoma, velocidad 2 y 20 minutos.  Al acabar trituramos progresivamente de velocidad 5 a 10 durante un par de minutos.
El pavo lo hacemos igual y lo pasamos por la picadora antes de incorporar a la crema.

miércoles, 15 de junio de 2011

Estofado de atún

Componentes


Atún fresco 70 grs. por ración que la haremos cortar a trozos de dos dedos, o la cortamos en casa.

Patatas, 150-200 grs. por ración, las cortaremos a trozos tambien de dos dedos. 



Pimiento, usaremos pimiento asado, de bote de vidrio o lata, unos 15-20 grs por  ración.

Tomate, el sofrito de tomate lo podemos hacer nosotros pero yo tengo mi preferencia y recomiendo el tomate sofrito Cal Valls, 70 grs. por ración.

Caldo de pescado Aneto para hacer hervir el conjunto...

20 grs. de aceite
2 dientes de ajo


Procedimiento


Ponemos, en una cazuela de 24cm, tipo Castey alta, el aceite y sofreímos la cebolla y dos dientes de ajo simplemente pelados y aplastados, a fuego lento, cuando esté la cebolla un poco blanda añadimos las patatas, el atún, el pimiento y el tomate con dos hojas de laurel. Cubrimos las patatas y atún con la mitad de agua y de caldo de pescado Aneto, lo dejamos hervir lentamente 20 o 25 minutos, lo retiramos cuando la patata esté cocida. 





viernes, 20 de mayo de 2011

Bacalao con espinacas y zanahoria



Componentes  (2 raciones adultos o adolescentes, 4 raciones niños)




400 grs. de espinacas
250 grs. de bacalao
200 ml. de crema de avena o leche
100 grs. de zanahoria rallada

ajo, perejil y sal al gusto

Las espinacas pueden ser frescas o congeladas. Pero estamos preparando un plato que tiene que ser rápido, sabroso y nutricionalmente completo. Por eso he elegido un producto que podéis encontrar en la mayor parte de los supers: Espinacas congeladas, bolsa de 400 grs. No hay que descongelar previamente. Para redondear la ración de HdeC (y dar un toque de color) añadiremos la zanahoria, que incorporaremos rallada.

El bacalao ideal por este plato es el de la casa Royal: bacalao desalado y troceado, listo para consumir Viene en bandejas de 250 grs. Si no se encuentra de esta marca se puede usar cualquiera siempre que se atiendan bien las complejas instrucciones para desalinizar. A pesar de venir ya desmenuzado recomiendo acabarlo de hacer más pequeño rasgándolo a mano algo más.

El vehículo graso que ligará la preparación es  la crema de avena 'OATLY’, que se puede encontrar en tiendas de productos dietéticos con cierta facilidad. En su defecto se puede usar crema de leche normal.

Se puede añadir ajo según preferencias. Si se hace con ajo, este previamente tendría que ser picado y si se hace una picadura con perejil mejor.


Preparación

En una cazuela, o sartén grande (28cm) volteamos las espinacas hasta que empiecen a descongelarse (3 minutos). Seguidamente incorporamos la crema de avena y la zanahoria rallada, con la picadura de ajo / perejil si se quiere Si queremos que tenga un aspecto más líquido, más  salseado, podemos añadir media taza de caldo o agua. Lo mantenemos a fuego medio hasta que empiece el chup-chup removiendo de vez en cuando. Lo dejamos hervir lentamente dos o tres minutos. El tiempo justo para que la zanahoria y el ajo se hagan un poco, aunque no pasaría nada si los dos se consumieran crudos. A continuación incorporamos el bacalao troceado y le damos unas vueltas para que ligue con el preparado. Un minuto y ya tenemos el guiso listo. No conviene salar hasta que no se prueba el guiso final, puesto que el procedimiento de desalar el bacalao no es siempre exacto.

miércoles, 6 de abril de 2011

Garbanzos con macarrones y jamón


Los garbanzos son la legumbre que mas calcio aporta por ración.  Son una fuente muy buena de proteínas y la segunda en cantidad de hierro, después de las lentejas, así que merece la pena usar al menos una vez a la semana un plato con garbanzos… a mi me gustan de todas maneras, y a los niños se les tiene que ir introduciendo en su consumo de una forma variada.  Otro día os explicare una receta de garbanzos fritos en leche de arroz que les gusta mucho a los niños.    
Para balancear los HdC usamos macarrones, bueno mejor que eso: mini plumas, que son unos macarroncitos pequeños muy atractivos para los niños y de los que ahora Pastas Gallo ha hecho una novedad.  Son de sémola de trigo duro, aguantan muy bien enteros tanto para guisos como este como para ensaladas, la cocción de 6-7 minutos es rápida y exacta.  

Componentes

Garbanzos, pueden ser hervidos de pote de cristal o puedes hervirlos en la olla a presión,  dejados en remojo 8-10 horas, o sea la noche antes.  Es conveniente salar mínimamente el agua del remojo, así no se hinchan demasiado, o revientan, según la calidad.

Sofrito de tomate,  podemos hacerlo sobre la marcha, pero también podemos usar el de Cal Valls,  si lo quieres hacer recuerda que empezaremos por la cebolla, que de todas maneras hemos de sofreír, cuando esta sofrita y pochada, blanda y todavía no coge color, le añadimos una cucharadita de pimentón dulce y dos  dientes de ajo chafados que luego retiraremos… dejamos sofreír los ajos revolviendolos en la cebolla hasta que nos parezca que se ablandan.  A continuacion echamos el tomate de Cal Valls, o en su defecto la cantidad equivalente de tomate maduro rallado, sin piel, en este caso dejaremos que haga xup-xup durante 10 minutos a fuego lento y revolviendo de vez en cuando. 

Jamón serrano o país, no hace falta que sea de mucha calidad pues lo pasaremos por la picadora para mezclarlo con el guiso y para que dé gusto.  Si tuvieras un trozo de hueso de jamón  podríamos echarlo al hervir los garbanzos.

Mini Plumas Gallo,  las echaremos al guiso cuando nos parezca que faltan pocos minutos para que este completa la cocción de los garbanzos,  el hecho de acompañar la legumbre de pasta es para mejorar la aceptación por parte de los chavales.


Preparación

  • Con garbanzos hervidos de bote:  ponemos agua a hervir, al arrancar el hervor echamos los garbanzos en la cazuela alta, de 28 cm tipo Castey,  como máximo hemos de tener tres dedos de agua por encima del nivel de los garbanzos (antes de poner el agua a hervir podemos echar los garbanzos en la cazuela, echar el agua para saber cual es la medida, retirarlos y poner a hervir).  Si ponemos demasiada agua quedara un guiso muy aguado, si ponemos poca la chuparan entera los macarrones y se nos quedara seco… así que o medimos bien o  tiramos corto teniendo agua hirviendo a mano para añadir mas tarde…, echamos el sofrito, con sus ajos y con el jamón pasado por picadora,  dejamos que hierva durante 5-10 minutos y seguidamente echamos los macarrones con un poco de sal.  Vigilamos el agua para que quede caldoso sin estar aguado y dejamos 6-7 minutos.   Retiramos los ajos y servimos.  Para las cantidades que indico nos salen 6 raciones de chico mayor.  Si es para mas pequeños se ha de reducir la ración por cabeza, pero el equilibrio entre nutrientes no se perderá.   Es un plato completo que aporta aproximadamente 400 kcal por ración.
  • Con garbanzos secos:  la noche anterior se dejan en remojo con un poco de sal.  Se hierven en olla a presión durante 15 minutos, al acabar comprobamos que el agua este unos dos o tres dedos por encima de los garbanzos, si no es así añadimos un poco de agua, y en la misma olla abierta echamos todos los ingredientes (preparados como en el anterior apartado) menos las mini plumas, dejamos que hiervan juntos unos diez minutos, finalmente añadimos los macarrones y en 6-7 minutos podemos retirar del fuego.

miércoles, 30 de marzo de 2011

Arroz con espárragos y tofu


Componentes


El tofu es una excelente fuente de proteínas vegetales. Es el queso de la soja.  Se obtiene coagulando la leche de soja y es rico en proteínas, calcio y con un contenido en grasas insaturadas que lo hace muy adecuado para la alimentación infantil, a veces demasiado cargada de grasas lácteas saturadas.   Su gusto peculiar puede hacerse extraño a los niños que no han probado nunca la leche de soja, pero, como todo, es cuestión de acostumbrarlos.  Si queremos podemos añadir queso rallado o parmesano para ayudar a que el tofu sea bien integrado las primeras veces que lo servimos a los niños. 

El arroz es la fuente principal de HdC y se complementa con espárragos y cebolla como fuentes de fibra.  Si usáramos arroz integral bajaría un poco la proporción de HdC y subiría algo la fibra y las proteínas. 


Preparación:
para 4 raciones

200 grs. arroz o arroz integral

200 grs. de tofu
120 grs. de cebolla

600 ml de caldo Aneto de verduras o similar...
  20 ml. de aceite de oliva
 

Cortamos los espárragos trigueros a pedacitos de un centímetro o centímetro y medio, no más, los ponemos en un recipiente para microondas, le añadimos un dedo de agua, tapamos con tapa de microondas y los dejamos 5 minutos a máxima potencia.  Mientras tanto cortamos fina la cebolla y la ponemos a dorar en 20ml de aceite, a fuego bajo.  Cuando la cebolla esta blanda añadimos el arroz y lo sofreímos un minuto dando vueltas.  Añadimos la mitad del caldo previamente calentado a ebullición y dejamos que el arroz se vaya haciendo.  Pasamos por la picadora el tofu o lo cortamos a dados de medio centímetro. Cuando el arroz se va quedando sin caldo, lo salamos al gusto y le añadimos el resto del caldo, los espárragos y el tofu, dejando que se acabe de hacer a fuego lento.  Podemos tener mas caldo preparado por si se necesita.  Depende de la calidad del arroz que sea necesario añadir mas o menos caldo.  El plato ha de quedar como un arroz levemente caldoso.

Si se quiere hacer con arroz integral solo variará el tiempo de cocción que aumentará a 45 minutos.


martes, 15 de marzo de 2011

Lentejas con crema de calabacín y queso

Categoría: LG,NP,NG
Tiempo: 30 minutos

Las lentejas, como todas las legumbres, tienen un alto contenido proteico, es por eso que cuando cocinamos legumbres no necesitamos añadir carne o pescado para completar el equilibrio de la comida.  En este caso he querido añadir queso para aquellos niños que todavía pueden necesitar una ayuda para ‘entrar’ a las lentejas. El calabacín y ‘maizena’ harán la bechamel que dará la cremosidad al plato.

Componentes

Lentejas: convertirse en experto en lentejas no es cosa fácil, por que hay muchas variedades. Lo que si que he comprobado a lo largo del tiempo es que a pesar de lo que digan los paquetes, todas mejoran si las dejas a remojo al menos 6 horas.  A mí personalmente me gusta recomendar las lentejas rojas por que el color zanahoria final que tienen se hace más fácil, más conocido, que el color ‘caca’ que tienen las clásicas lentejas marrones...  Las lentejas rojas son muy suaves y tienen unos 27 grs. de proteína por 100 grs. de producto lo que las hace especialmente interesantes para ofrecerlas como plato único.
Para equilibrar en HdC añadiremos cebolla o puerro, calabacín y harina de maíz, ‘maizena’. En definitiva haremos una bechamel clarita para añadir a las lentejas.


Preparación:

para 4 raciones

para la crema de calabacín y queso:

200 grs. calabacín pelado y troceado
150-200 ml. de caldo Aneto de verduras, pollo o similar...
  50 grs. de ‘maizena’
  60 grs. de cebolla o puerro 
  20 ml. de aceite de oliva
    4 quesitos Caserio Light o similar

para las lentejas:

200 grs. de lentejas rojas (Lentejas rojas  \'Luz de Vida\' alimentos ecológicos, en tiendas Marsan o similares, paquetes de 500grs.)


El día antes por la noche o al menos 6 horas previas, dejáis a remojo las lentejas. 
Las ponemos a hervir en agua abundante durante unos 30-40 minutos (depende de la calidad y del tiempo previo de remojo el que sea menos o más tiempo… así que a los 30 minutos haremos una cata). Una vez cocidas las colamos y dejamos escurrir.

Entre tanto las lentejas van hirviendo haremos la crema de calabacín y queso.  

Cortamos el calabacín a dados y lo hacemos al vapor. Solo unos 10 minutos.  Ponemos la cebolla cortada fina (o el puerro) a sofreír con el aceite y cuando el calabacín este blando lo añadimos al sofrito, con 100 ml de caldo, dejamos que haga xup-xup, a fuego lento, 10 minutos más.  Cuando faltan dos o tres minutos deshacemos la ‘maizena’ en 50ml. de caldo frío,  y lo añadimos removiendo para evitar grumos .  Retiramos del fuego y lo ponemos al minipimer o batidora con los quesitos.  Trituramos y añadimos, o no, más caldo según el espesor que queremos obtener.

Mezclamos las lentejas con la crema…. y al plato.

martes, 22 de febrero de 2011

Fideuá con samfaina o pisto y pollo


Los fideos finos son una comida que a los niños les gusta en general bastante.  Aquí, fiel a mi intención inicial de presentar platos únicos, completos y equilibrados, os presento una fideuá con vegetales y proteínas.  Los fideos y los vegetales (pisto o samfaina) seran el aporte de HdeC y el pollo lo sera de las proteínas.   La samfaina y el pisto son intercambiables, una de origen catalán y la otra de origen manchego o castellano.  Los ingredientes y preparación son similares.  De hecho hay tantas formas de hacer pisto como samfaina, y cada maestrillo tiene su receta propia. La ratatouille es el equivalente provenzal francés y la caponata seria el equivalente siciliano con alguna variante como las olivas i alcaparras.  Pero la base de todas es la berenjena, calabacin, pimiento verde o rojo, cebolla y sobre todo tomate.   Hacer un buen pisto o una buena samfaina es entretenido, asi que para ser practicos he elegido una de las mejores formas de Samfaina Casera ya preparada la que nos ofrece la marca Ferrer.  Garantia de calidad, ausencia de conservantes y tratamiento ecologico de las verduras usadas.  Un producto en el que se puede confiar y que esta muy rico.  Es una buena opción para hacer asequible el pisto/samfaina a los niños y no tener que meterse en la cocina durante cuatro horas.


Componentes
para 4 raciones de NP-NG, si es para PA, AD, aumentar proporcionalmente.


1 bote de Samfaina Casera Ferrer
200 grs. de Fideos del numero 2
500 ml de caldo Aneto de verduras
200 grs. de pollo troceado
2 dientes de ajo
20 ml de aceite de oliva virgen
2 hojas de laurel
30 ml de Pedro Ximenez
30 ml de Tamari o Salsa de soja



Procedimiento


En un cazo ponemos el caldo a hervir, mientras tanto calentamos el aceite en una cazuela baja de 32-34 cm, echamos el pollo troceado para que cierre el poro, lo doramos dándole vueltas durante un par de minutos como máximo.  Seguidamente bajamos el fuego vivo y echamos a la cazuela el Pedro Ximenez, la salsa de soja y los dientes de ajo troceados… seguimos rehogando el pollo un minuto más.  Añadimos los fideos y las hojas de laurel, lo sofreímos dando vueltas durante un par de minutos.  Seguidamente añadimos 250 ml de caldo hirviendo a la cazuela y dejamos que los fideos se vayan haciendo… seguramente necesitarán más caldo, así que añadiremos según se vaya necesitando hasta que el fideo este guisado y quede seco o muy poco caldoso. Es para evitar que quede caldoso que no se echa todo el caldo de golpe sino que se va agregando a medida que lo necesita.  El fideo ha de hervir aproximadamente unos 10 minutos, depende de la marca (los Gallo nº2 unos 6 minutos).   Antes de retirarlos del fuego añadimos el bote de Samfaina Casera Ferrer, le damos unas vueltas para que coja temperatura y lo podemos servir.  


miércoles, 9 de febrero de 2011

Pastel de berenjenas


Me gustan las berenjenas al horno con piel, pero a muchos niños les resultan demasiado duras y en ocasiones amargan un poco, por eso en este pastel partimos de berenjenas peladas.  El complemento para ‘rellenar’ el hueco de los HdC será el couscous.   Como fuente de proteínas tenemos el queso y el jamón cocido o jamón de pavo.


Componentes
para 4 raciones

500 grs. de berenjenas laminadas en mandolina
250 grs. de tomate sofrito
8 lonchas de queso tipo Ventero light
100 grs. de jamón o pavo cocido tipo Campofrio
40 grs. de parmesano
120 grs. de couscous
10 grs. de aceite


Procedimiento


Preparamos los 120 grs. de couscous con igual cantidad de agua hirviendo y lo dejamos tapado para que se hidrate.
Usamos una fuente de horno, untamos el fondo con aceite y disponemos por capas las berenjenas, el queso y el jamón. Vamos rellenando los huecos con cucharadas de couscous y antes de poner una nueva capa de berenjenas echamos tomate sofrito. Así podemos hacer tres capas.  Al final espolvoreamos el parmesano por encima de la ultima capa y metemos al horno previamente caliente a 150º en donde lo dejaremos 40 minutos.  Al final damos un toque de gratinador para dorar el parmesano.

lunes, 17 de enero de 2011

Garbanzos con crema de calabaza y queso


Esta es una preparación ultrarrápida para preparar una comida o cena equilibrada.  Partimos de garbanzos ya cocidos, de ‘Crema fina de calabaza Knorr’ y de porciones de quesito tipo ‘Caserío’.



Componentes
para 4 raciones

400 grs. de garbanzos cocidos (1 bote estándar)
250 ml de crema fina de calabaza Knorr (tetrabrik de 500ml)
8 porciones de queso tipo Caserio
10 ml de aceite de oliva



Preparación

Calentamos al microondas la crema de calabaza, echamos los quesitos y el aceite junto con la crema de calabaza en la batidora y dejamos una crema fina que añadiremos a los garbanzos.   Están buenísimos…
Sobre esta preparación se pueden tomar dos opciones más.  Si estamos en la fase de aprender a comer masticando o sea la fase de semitriturados, podemos ‘chafar’ con tenedor los garbanzos con la crema, y, finalmente también se puede triturar todo y convertirlo en una sabrosa crema de garbanzos y calabaza.

lunes, 10 de enero de 2011

Tortilla de pan con tomate


En lugar de tener una tortilla entre dos trozos de pan con tomate tendremos un trozo de pan con tomate dentro de una tortilla…  algo que siempre les gusta a todos los niños.

Componentes
para 3 raciones NP,NG o 2 raciones PA,AD

2-3 rebanadas de pan de molde sin cortezas
de 3 a 6 cucharadas soperas de tomate de untar, rallado
1 huevo entero
2-3 claras
5-10 grs. de aceite para hacer la tortilla



Procedimiento

Usaremos una sartén de 26cm.  Batimos el huevo con las tres claras. 
Untamos bien las rebanadas de pan con el tomate rallado por ambos lados y lo doblamos sobre si mismo por la mitad, nos ha de quedar un rectángulo en lugar de un cuadrado, es importante que el pan este muy impregnado de tomate y que ‘casi’ se deshaga. Salamos mínimamente y echamos un hilo de aceite tanto al pan como a la sartén.  Echamos primero el huevo batido y mientras se va cuajando disponemos el pan untado con tomate en el centro, transversalmente, para enrollar el huevo  y hacer la tortilla siguiendo la técnica que usaríamos para hacer una tortilla a la francesa.

lunes, 3 de enero de 2011

Goulash de ternera

Categoría: NP, NG, PA, AD
Tiempo: 30 minutos nuestros

El goulash es un guiso estofado típico de Hungría, pero se consume en todo centro-europa.  El que preparamos hoy es un goulash equilibrado, con verduras y patatas para aumentar su contenido en HdeC.   Es un plato completo y sano, sin exceso de grasas saturadas.  Necesitamos un horno fiable y saber que no sobrepasaremos los grados indicados.   El tiempo de horno depende de la calidad de la carne para quedar tierna y jugosa.

Componentes
para 6 raciones

400 grs. de carne de ternera para estofar, cortada en dados
400 grs. de tomates en conserva enteros
360 grs. de patatas (2 medianas) cortadas a dados del tamaño de la ternera
150 grs. de cebolla dulce en aros o barquitos
300 grs. de chalotas enteras
240 grs. de zanahorias
180 grs de pimiento rojo troceado
180 grs. de pimiento verde troceado
  80 grs  de ketchup o tomate concentrado
150 ml de vino tinto (que perderá el alcohol por evaporación)
350 ml de caldo de pollo Aneto
 60 grs. de aceite
2 cuch. sopera de pimentón dulce (opción: la mitad picante)
1 cuch. sopera de romero picado (mejor fresco)
1 cuch. sopera de perejil picado
1 clavo de olor


Preparación

Precalentamos el horno a 160ºC.  Rebozamos la ternera en la harina (previamente mezclada con una de las dos cucharadas de pimentón,  sal y pimienta negra en opción). Echamos a la cazuela el aceite, salteamos las cebollas y pimientos unos 3 minutos.  Agregamos la ternera y la salteamos 5 minutos más con las cebollas y pimientos. Espolvoreamos por encima la harina sobrante (si sobrase) y el pimentón mezclado con el romero.  A continuación añadimos la zanahoria a rodajas finas junto con el caldo, el vino, el tomate concentrado y el tomate troceado, tapamos la cazuela y la metemos al horno entre una hora y media y dos horas.  Controlamos de vez en cuando y removemos,  hasta que la ternera esta blanda.  Dejamos reposar y antes de servir espolvoreamos con perejil.


Balance Nutricional

En este plato aportamos, por ración los siguientes elementos y calorías.

66 grs. de ternera
80 grs. de tomate
75 grs. de cebolla
40 grs. de zanahoria
60 grs. de patata 
60 grs. de pimiento rojo y verde
10  grs. de aceite
60 ml de caldo
25 ml de vino

Calorías por nutrientes:

HdeC ... ... ... ... ... …  36 grs x 4 =   144 kcal
Fibra ... ... ... ... ... .…    6 grs. x 2 =    12 kcal
HdeC+Fibr --------------------------     156 kcal      47%   (ideal 45-65)
Prot ... ... ... ... ... .... 18 grs. x 4 =       72 kcal       20%  (ideal 5-30)
Lip ... ... ... ... ... …    13 grs. x 9 =   117  kcal      33%  (ideal 30-40)
----------------------------------------------------------------------------------------
Total calorías/ración ... ... ... ... ... .   345  kcal     100%