jueves, 12 de enero de 2012

Tarta de caquis y manzana

Año nuevo vida nueva, dice el dicho. 
Voy a presentaros una receta saludable, hecha con harina de almendras, huevo, manzana y caquis o palo santos.  Hará falta un poco de mantequilla y tres huevos para completarla.   Es una receta para aprovechar caquis o palo santos maduros en esta epoca del año.

Cantidades:

250 grs. de harina de almendras
150 grs. de azucar
  50 grs. de mantequilla
    3 huevos
    2 manzanas golden troceadas con la picadora
    3 caquis o palosantos bien maduros

Preparación:

En un bol grande batimos a mano, con cucharara de palo, la harina, los huevos, la mantequilla y el azucar, incoroporando al final los palosantos que previamente hemos pelado.  Si son muy maduros no hace falta triturarlos pues con la misma cuchara se van deshaciendo.  Cuando ya tenemos la pasta homogenea añadimos las manzanas que hemos pelado y pasado por la picadora hasta obtener trocitos de centimetro mas o menos.  El objetivo de trocearla es que despues nos la encontremos en la boca crujiente.

Lo colocamos en un molde con un grosor de pasta de dos dedos y lo horneamos a 180º durante 30'



jueves, 3 de noviembre de 2011

Crema de marisco y calabacín

Componentes necesarios para 4 raciones:

1 kg de calabacín
400 grs. de palito de marisco
150 ml. de caldo de pescado
100 ml. de crema de leche
100 grs. de cebolla
  75 grs. de mantequilla
  50 grs. de aceite de oliva

    2 dientes de ajo
    1 cucharadita de curry
    1 cucharadita de pimentón dulce
       sal


Preparación en Thermomix:


Trocear el calabacín pelado, 6 segundos a velocidad 4. Hacer lo mismo con la cebolla y el  ajo juntos.  Reservar calabacín, cebolla y ajo.
Sin lavar el vaso poner la mantequilla y el aceite.  1 minuto, velocidad 1, a 100º.  Una vez fundida la mantequilla echar la cebolla y el ajo.  Mantener 10 minutos, a velocidad 2, Varoma. Añadir seguidamente el calabacín, la mitad del caldo y la crema de leche.  Dejar 20 minutos a velocidad 2, Varoma. 

Añadir el palito de marisco, el curry, el pimentón y la sal al gusto. Mantener 20 segundos a velocidad 10.  Si queda demasiado espeso se puede añadir el resto del caldo o más si fuera necesario.  Dependerá de la cantidad de agua que suelten los calabacines, que es muy variable.

Preparación tradicional:

Sofreír la cebolla y el ajo picados a fuego lento con la mantequilla y el aceite.  Seguidamente colocar en una olla o cazuela y añadir los calabacines previamente troceados junto con la mitad del caldo y la crema de leche.  Dejar 20 minutos a fuego medio, revolviendo de vez en cuando.  Triturar los calabacines con el minipimer directamente en la olla o cazuela.  Con una parte de la crema obtenida se tritura el palito de marisco en minipimer, añadiendo el curry, pimentón y sal al gusto.  Una vez obtenida una crema fina se añade el resto de la crema de calabacín y se trabaja con el minipimer hasta que la mezcla sea homogénea. 

jueves, 27 de octubre de 2011

Pastel de calabaza con emmental y pollo


Componentes

400 gr de calabaza
200 gr. de emmental rallado
120 gr. de pechuga de pollo troceada
100 ml de leche semi
40 grs. de mantequilla
70 grs. de harina integral
3 huevos enteros y una clara
1 sobre de levadura Royal
sal, nuez moscada y pimienta al gusto


Preparación


Pelar la calabaza y hervir en dados hasta que esté blanda.  Triturar en minipimer después de escurrir el agua de cocción. 

Batir los huevos y la clara, añadir la levadura, la leche, la mantequilla, la harina y el puré de calabaza.  Trabajar la masa e incorporar el queso rallado y los trocitos de pollo así como las especies y la sal. 

Verter en un molde de cake alto y alargado.  Hornear a 210º durante 40-50 minutos, comprobando con una aguja que este cocido en el centro y la aguja salga limpia.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Pollo al limón con fideos y verduritas


El pollo combinado con fideos y verduras es un plato único completo que gusta a casi todos los niños.  Este es fácil de preparar y el limón le da el toque diferente de otros platos combinados con pollo.  Si lo vais a preparar para niños es mejor tener el pollo deshuesado y usar contramuslos que son mas jugosos.

Componentes
para 4 raciones

240 grs. de pollo, mejor deshuesado y troceado
240 grs. de fideos cortados
300 grs. de cebolla, la mitad chalotas y la mitad cebolla dulce
200 grs. de zanahorias
100 grs de apio
el zumo de tres limones
1,2 litros de caldo de pollo Aneto
 50 grs. de aceite

Preparación

Echamos a la cazuela el aceite, sofreímos las cebollas cortadas, el apio y la zanahoria a rodajas finas junto con el pollo, todo a fuego lento, 10 minutos dando vuelta de vez en cuando.   Entre tanto mondamos uno solo de los tres limones, la piel la escaldamos en agua hirviendo 3 minutos.  Exprimimos los tres limones y añadimos el zumo y la piel al sofrito.  Agregamos el caldo y lo dejamos hervir a fuego lento durante 40 minutos.  Cuando falten 15 minutos añadimos los fideos cortados.  Tiene que quedar un guiso de pollo caldoso, si lo quieres todavía más sopero es cuestión de añadir algo más de caldo. 

martes, 27 de septiembre de 2011

Lentejas con quinoa real


Las lentejas han de estar presentes al menos una vez por semana. Esta vez usaremos las lentejas 'pardinas' las pequeñas de siempre o también las 'amicia dupuy', que también son pequeñas, pero algo verdosas y con pintas negras.  Hemos de saber variar su presentación y que esta sea atractiva para los niños.   A menudo los adultos consideramos que unas buenas lentejas sin chorizo o jamón no pueden estar ricas y nos equivocamos… a los niños les gustan las lentejas básicas sin tropezones, chorizos ni tacos de jamón… En esta ocasión para hacerlas diferentes las combinaremos con quinoa y para darle cremosidad añadiremos un poco de Philadelphia Light (unas porciones de Caserío Light también sirven).  Este guiso es adecuado para iniciar a los lactantes al consumo de legumbres cuando están saliendo de la etapa de comer todo triturado.  


La quinoa es un grano, el llamado grano de los Andes, aunque se le clasifica entre los cereales no lo es propiamente pues pertenece al genero de las espinacas, al ser una semilla se cocina como los cereales de ahí su parecido, no contiene gluten y es un alimento con alto valor biológico porque lleva todos los aminoácidos esenciales.  Es muy rico en hierro, magnesio y calcio.  Es poco conocido y su uso se esta expandiendo en los últimos 10 años, a pesar de todo es difícil de encontrar en los canales de alimentación ordinarios, si lo queréis usar deberéis buscarlo en comercios de alimentación especializados tipo Marsan.

El truco de estas lentejas esta en usar dos CACITOS DE CALDO DE CARNE PARA COCINAR de Knorr.  Se trata de un fondo de sofrito y caldo de carne, con unos contenidos de grasa mínimos, y una elaboración natural sin aditivos ni conservantes.   El toque gustoso que nos facilita vale la pena aprovecharlo, pues para obtener algo similar hecho por nosotros necesitaríamos muchas horas de cocina.  Así que leed la composición y no tengáis prejuicios a la hora de echar mano de productos que como este nos dan un sabor extra al plato sin tener que recurrir al hueso de jamón, a la morcilla o al chorizo.   Al final nuestro objetivo es que las lentejas sean apetitosas.  Con esta base lo conseguimos sin más. 



Componentes
para 4 raciones de NP o NG, si es para PA o AD contad que con estas cantidades saldrán tres raciones.

250 grs. de lentejas pardinas
100 grs  de quinoa
  2 cacitos de caldo de carne para cocinar de Knorr
40 grs. de aceite de oliva
60 grs de Philadelphia Light (una cucharada sopera por ración)

Preparación

Dejamos la noche anterior las lentejas en remojo.   Echamos a hervir las lentejas y los dos cacitos de caldo de carne, en  agua que las cubra (la misma cantidad de agua que de lentejas) durante 20 minutos a fuego lento. Seguidamente añadimos la quinoa.   A los 20 minutos tendremos el plato preparado, solo hace falta añadir el aceite de oliva y dejar que se fundan los 60 grs. de Philadelphia Light.  Así de sencillo.

miércoles, 3 de agosto de 2011

'Macarrones verdes' al horno, con jamón y queso


Los macarrones es un plato que gusta a todos los niños... mi variante de 'macarrones verdes' es una forma de introducir la verdura para los niños que tienen dificultades a aceptar su consumo habitual. Creo que la cultura de la cocina en lo que hace a la preparación de las verduras se tendría que promocionar más, tenemos un nivel bastante bajo.  En otros países, por ejemplo en Italia, no se dan tantas resistencias por parte de los niños a las comidas con verduras, y es que probablemente la forma de cocinarlas es más elaborada y viene de forma tradicional en las costumbres y hábitos populares de las familias ... Entre nosotros es frecuente que cuando los niños pasan de comer purés de verduras triturados a consumir verduras enteras las madres se limiten a utilizar las mismas verduras hervidas con patata y aliñarlas con aceite. Es natural que los niños muestren cierta distancia de los vegetales si empezamos así... Siempre me quejo del agravio comparativo con el que tratamos a las verduras. De la misma manera que no seriamos capaces de ofrecer un arroz hervido y aliñado con aceite sin más, o un plato de macarrones aliñado con aceite, no tendríamos que ser capaces de ofrecer verdura aliñada con aceite y basta... pero lo hacemos cómo sí tal cosa. No estamos haciendo una comida para adelgazar niños, los estamos introduciendo al variado mundo de los vegetales de forma que sea agradable y pueda competir con el mundo de los arroces o de la pasta. Es por eso que tenemos que variar nuestras presentaciones de las verduras... y hacerlas subir a la consideración culinaria que se merecen.


Hoy sustituiremos los macarrones por judías tiernas, por el resto lo haremos igual que si fuera un plato de pasta. ...




Componentes

Judías 100 grs por ración de niño y 150 grs. por ración de adulto, hay dos variedades fundamentales al nuestro mercado, la Perona o plana y la Boby o cilíndrica. Las dos son aptos para preparar el plato de 'macarrones verdes', pero si lo que estamos haciendo es iniciar a los niños al consumo de vegetales atractivos, recomiendo utilizar la cilíndrica, cortadlas en trozos de la medida de los macarrones.

Sofrito de Tomate 'Casa Valls' 60 grs. por racion. Es un producto de mucha calidad, tiene la certificación Demeter (un certificado alemán sobre productos de cultivo ecológico muy riguroso) y con toda seguridad estamos ofreciendo un producto que difícilmente podremos imitar friendo tomates del Caprabo o del Mercado... solo si tenemos un abuelo Miquel (que no utilice transgénicos ni plantas de tomate abonadas con mucha química, ni los cultive en el huerto cerca de la autopista...) podremos llegar a la calidad Demeter... Buscad siempre que sea posible la etiqueta Demeter en los productos ecológicos... (para saber mes: http://www.calvalls.com/cat/eco.htm)

Jamón York, de 50-70 grs. que puede ser comprado a granel o envasado tipo Campofrio o similar.

Queso rallado para gratinar de 10-15 grs. por ración, recomiendo queso 'de hilos' emmental especial para gratinar.

Aceite, necesitamos 5ml por ración.



Preparación

Hacemos las judías al vapor, las dejamos al dente, eso quiere decir un punto crudas. Una vez hechas las dejamos escurrir bien, es importante que pierdan toda el agua posible y por eso es mejor hacerlas en el vapor y no hervirlas en agua. Deshacemos 4 cucharadas de Maizena en medio vaso de agua fría, lo vertemos a la salsa de tomate o sofrito, lo llevamos a ebullición removiendo durante dos minutos, para espesar la salsa, cosa muy importante por que las judías siempre acaban aguadas si no lo haces. Picamos el jamón con la picadora, lo mezclamos con la salsa de tomate de Cal Valls 'tuneada', mezclamos judías, aceite y salsa. Lo disponemos en una fuente de horno y lo ponemos en el horno que esta pre-calentado a 200º, gratinamos 5 minutos hasta que el queso se funda y quede  dorado... ya tenemos los macarrones verdes.

viernes, 15 de julio de 2011

Crema de calabaza con pavo


La calabaza es una hortaliza poco usada en nuestra cocina, tiene menos almidón que la patata y una consistencia similar.  Al tener menos HdC hemos de mezclarla con una parte de patata. Y para dar un poco más de gusto y fibra a la crema añadimos puerro y cebolla.  La fuente de proteínas es el pavo.  Esta preparación es para niños entre los 15 meses y los dos años, cuando empiezan a comer a trocitos pero todavía no del todo, es una manera de hacer que mastiquen los trocitos del picadillo de pavo que se encuentran en la crema.   Si el niño ya come bien a trozos, el pavo se puede dar a parte hecho a la plancha y troceado.  Si respetáis las cantidades tendréis un plato completo y equilibrado.


Componentes 
para 4 raciones

600 grs. de calabaza
400 grs. de patata   (2 patatas medianas)
120 grs. de cebolla  (1 cebolla mediana)
150 grs. de puerro   (1 puerro)
400 grs. de pechuga de pavo
  20 grs. de aceite

Preparación

Sistema tradicional
Se hierve la calabaza y la patata troceadas, unos 25 minutos.  Mientras tanto sofreímos la cebolla y el puerro también troceados, en la cantidad indicada de aceite y a fuego lento durante 15 minutos.   Escurrimos la patata y la calabaza que pasamos por el minipimer o batidora junto con cebolla y puerro. Añadimos un poco de caldo o agua de hervirlas si queda muy espeso.  Hacemos las pechugas de pavo a la plancha y las picamos en la picadora.  Depende de la edad hacemos mas o menos grueso el picado.
Finalmente mezclamos el pavo con la crema de calabaza y patata. 

Thermomix
Calentamos el aceite 3 minutos a temperatura Varoma, velocidad 1, echamos seguidamente la cebolla y el puerro troceados a un centímetro.  Dejamos 10 minutos a temperatura Varoma y velocidad 2.  Al acabar echamos patata y calabaza troceadas con 150 ml. de agua o caldo.  Programamos temperatura Varoma, velocidad 2 y 20 minutos.  Al acabar trituramos progresivamente de velocidad 5 a 10 durante un par de minutos.
El pavo lo hacemos igual y lo pasamos por la picadora antes de incorporar a la crema.